Bailarinas de Ballet

El término ballet viene directamente del italiano balleto, el cual se considera un diminutivo de ballo, que al mismo tiempo significa “baile”. Estamos hablando de un tipo de danza clásica en el que se hacen una serie de movimientos que están basados en el control total del cuerpo. La persona que se quiera convertir en bailarín, debería de empezar desde una edad lo más temprana posible, ya que así el aprendizaje será mucho más sencillo (se recomienda empezar a trabajar el cuerpo para el ballet sobre los 3 o 4 años).

A lo largo de la historia ballet nos encontramos con toda una serie de bailarines de ballet y bailarinas reconocidas. En este artículo vamos a analizar una relación de las consideradas como las mejores bailarinas de historia a través de algunos datos que caracterizan sus biografías.

 Las mejores bailarinas de ballet clásico de todos los tiempos

Resumen de Contenido

 ¿Quién fue la primera bailarina de ballet? 

Lo cierto es que es complicado saber exactamente quien se convirtió en la primera bailarina de ballet, ya que los registros del momento no eran demasiado fiables. Se sabe que la primera bailarina que se subiría a la punta de los pies por Marie Taglioni; su propio padre había sido el autor de la coreografía que bailaría.

Para comenzar con el listado de bailarinas famosas de ballet no podemos hacerlo sino con nombres tan importantes como Anna Pávlova o Maya Plisétskaya (quienes marcarían un punto de inflexión en este tipo de danza) y otras celebridades como Margot Fonteyn o Marie Taglioni (esta última considerada como la mejor bailarina de ballet de todos los tiempos o por lo menos, una de las mejores).

bailarinas de ballet

Bailarinas de danza y técnicas más famosas

A lo largo de la historia de la danza y el ballet han pasado toda una serie de bailarines y bailarinas que han hecho su pequeña o gran aportación, cambiando por completo los esquemas actuales. Podemos encontrar desde profesionales que empezaron con su aprendizaje desde una temprana edad hasta a aquellos que, aunque tardaron bastante en empezar, se consolidaron entre los mejores bailarines de todos los tiempos actuando en las mejores obras de ballet mundiales.

En este artículo queremos destacar a las que consideramos las  mejores bailarinas de todos los tiempos, así como una descripción de las posturas que debe de dominar una profesional de la danza clásica para avanzar en este mundo.

Sin más preámbulos, vamos a analizar a las bailarinas ballet más famosas:

anna pavlova

Anna Pavlova (1881-1931):

Empezaría con el arte del baile en el “Mariinsky Ballet”. Aportó mucho al mundo del ballet, ya que cambiaría el ideal físico de una bailarina; y es que hasta ese momento se le había considerado como fuerte y musculosa. Sin embargo, ella era muy delgada y etérea, por lo que supuso un punto de inflexión para el género. Se considera una de las mejores bailarinas de la historia del ballet. Bailó principalmente en el Mariinsky Ballet. Sus movimientos fueron muy característicos y es que hasta ese momento, las bailarinas de ballet daban una imagen de fuerza, con un cuerpo musculoso. Sin embargo, Anna era delgada y etérea, lo que le dio al ballet esa sofisticación que hoy en día sigue manteniendo.

Maya Plisétskaya (1925-2015)

 Otro de los nombres que destacan en estas artes es el de Maya, todo un símbolo indiscutible del mundo del ballet. Esta bailarina rusa empezaría en el mundillo a la temprana edad de 3 años y con tan solo 18 años se terminaría por convertir en una bailarina del Bolshoi. Lo más característico de su arte es que se calcula que ha interpretado el lago de los cisnes más de 500 veces a lo largo de toda su trayectoria.

Noëlla PontoisNoëlla Pontois (1943)

 Bailarina que en su momento estuvo en la Ópera de París donde comenzó a bailar en esta escuela de danza a la edad de 9 años por prescripción médica. En el año 1984 recibiría el importante galardón de “Chevalier de la Légion D’honneur”.

Margot Fonteyn

Margot Fonteyn (1919-1991)

Considerada como una de las más grandes bailarinas de ballet de a lo largo del siglo XX. Además, es el ejemplo más célebre de que una buena técnica no lo es todo. No tenía unos buenos pies, pero es que tampoco los necesitaba. Ha formado pareja con el bailarín Rudolf Nureyev, creando una asociación revolucionaria. Además, bailaría también en el Royal Ballet. Probó que la técnica no lo es todo y es que no tenía unos buenos pies, pero una vez que estaba en el escenario tampoco le hacía falta

Alessandra FerriAlessandra Ferri (1963)

Esta bailarina nació en Italia (Milán) y ha estado en un amplio abanico de compañías de ballet clásico muy populares, como en “La Scala Ballet” o “American Ballet”. Además, también la hemos podido ver realizando papeles principales en ballets importantes como Giselle, La Sílfide o la Bella Durmiente.

Natalia MakarovaNatalia Makarova (1940)

Natalia es una bailarina rusa de ballet que llega al éxito gracias a la característica elegancia con la que movía los brazos en escena, así como por la flexibilidad a la hora de moverse. Ha estado en el “Royal Ballet”, en el “American Ballet”, así como en “Los Grandes Ballets Canadienses” y estos tan solo son algunos de sus logros.

Bailarina de Estados Unidos de origen ruso, consiguió alcanzar la fama gracias a la elegancia con la que era capaz de mover su cuerpo, en especial los brazos. Además, también tenía una gran flexibilidad en la espalda, habilidad que le permitía interpretar los movimientos más complejos

Diana VishnevaDiana Vishneva (1976)

 Bailarina del siglo xx nacida en San Petersburgo. Empezaría sus estudios en la “Academia Vagánova de ballet” caracterizándose por lograr las notas más altas del centro. Empezaría primeramente en el Teatro Mariinski, después estuvo en el “Royal Opera House” y desde el 2008 forma parte de la “Junta Directiva de la Sociedad Rusa”.

Tamara RojoTamara Rojo (1974)

 Tamara estudió en la escuela profesional de bailarines de Víctor Ullate en la ciudad de Madrid. Entre sus logros, descubrimos que ha estado en el “Ballet de Madrid”, ha bailado para el “Ballet de la Ópera de Niza” y para el Scottish Ballet. Desde el año 1997 hasta 2000 estuvo en el “English National Ballet”. Ahora la podemos ver convertida en bailarina principal del “Royal Ballet”. Además de haber participado en numerosas compañías de ballet nacional de varios países.

Marianela NuñezMarianela Nuñez (1982)

 Bailarina de ballet clásico de argentina, considerada como una de las más importantes del “Royal Ballet” (En Londres). Una de las particularidades que la colocan en un puesto tan consolidado en artes escénicas es su técnica estándar de oro.

Sylvie Guillem

Sylvie Guillem (1965)

 Guillem fue también una de las más grandes bailarinas de ballet; ya en el año 1984 sería nombrada como bailarina estrella de la Ópera de París por Rudolf Nureyev. Entre el resto de sus logros en el ballet teatro, fue la bailarina protagonista del Royal Ballet. Si echamos un vistazo a su currículo, veremos que cuenta con un repertorio muy extenso y que además ha ganado muchos premios, además de haber ganado muchos premios y de contar con un repertorio muy variado a sus espaldas.

Alina CojocaruAlina Cojocaru (1981)

Bailarina rumana quien empezaría a tomar clases de ballet desde una edad muy temprana. Primeramente estudiaría 7 años en Kiev y luego pasaría a  formar parte del elenco del Royal Ballet School. Ya en el año 1999 entraría al ballet teatro del “Royal Ballet” y en el año 2000 le llegaría el éxito al convertirse en la primera solista. En tan solo un año, en el 2001, finalmente se convirtió en la bailarina principal.

Paloma HerreraPaloma Herrera (1975)

Empezaría con la danza clásica a la temprana edad de 7 años, junto con Olga Ferri en el “Instituto Superior de Arte del Teatro Colón”, para continuar más adelante en la “Escuela de Ballet de Minsk”. Es una de las artistas hispanas que han logrado el éxito a nivel mundial en el ballet clásico.

Julie KentJulie Kent (1969)

Especialista en  ballet, empezaría primeramente en la “Escuela del American Ballet” y no sería hasta el año 1985 cuando entraría al “American Ballet”. En 5 años, en el 1990, se terminaría convirtiendo en solista y en el año 1993 finalmente se pondría a la cabeza del American Ballet como bailarina principal.

Polina SemionovaPolina Semionova (1984)

 Especializada en el ballet ruso, fue una de las más jóvenes bailarinas en lograr alcanzar el reconocimiento de “Prima Ballerina”. Estudio en el Bolshoi donde consiguió varios premios en ballet.

Carla FracciCarla Fracci (1936)

 Bailarina y coreógrafa procedente de italia que se caracteriza por su variado repertorio romántico. Ya en el 2004 sería nombrada como “Embajadora de buena voluntad” (FAO).

Alicia AlonsoAlicia Alonso (1920)

La conocemos por los ballets de “Giselle” y de “Carmen”, además de haber interpretado otras importantes obras relacionadas con el repertorio romántico y clásico. Se la considera uno de los grandes mitos de la danza.

Misty Copeland

Misty Copeland (1982)

Bailarina de ballet de Estados Unidos de 34 años que recientemente ha sido nombrada como la bailarina principal del “American Ballet”. En todo el tiempo en el que se eligio la primera bailarina de ballet, ha sido la primera mujer afroamericana.

Eleonora Cassano

Eleonora Cassano (1965)

Considerada como la fundadora del “Ballet Argentino” con Julio Bocca. En el año 1996 protagonzo Evita en la obra de Danza Eva Duarte, la cual fue compuesta exclusivamente para ella. En el año 2012 se despidió del ballet.

Marie Taglioni

Marie Taglioni (1804-1884)

Empezó a estudiar en el año 1812 con el maestro Jean-François Coulon, aunque se considera que su padre era su maestro realmente. Empezaría a actuar con la obra de ‘La Réception d’une Jeune Nymphe á la Cour de Terpsichore” en el año 1922 en Viena. Se convertiría en primera bailarina del Teatro Bolshoi entre los años 1937 y 1842. Actuó también en el “Teatro de la Scala” y en el “Her Majesty’s Theatre de Londres”.

Ulyana Lopatkina

Ulyana Lopatkina (1973)

La encarnación por excelencia del ballet clásico; desde el año en el que empezaría en la danza en Rusia, cambió por completo. La crítica asegura que nadie ha sido capaz de interpretar al cisne (El Lago de los Cisnes), cómo lo hacía ella.

Rosella Hightower

Rosella Hightower (1920-2008)

 Bailarina de EEUU, que sería parte del Ballet Ruso de Montecarlo y finalmente se consolidaría como la directora del Ballet de la Ópera de Marsella.

Lucia Lacarra

Lucia Lacarra (1975)

 Se le considera como una de las figuras principales del ballet clásico actual. Desde los 9 años empezaría a tomar clases, llegando al “Ballet Nacional de Roland Petit”, al “Ballet de San Francisco” y al “Ballet de la ópera de Munich”.

Olga Smirnova

Olga Smirnova (1961)

 Considerada por muchos como la mejor bailarina de a lo largo de todo el mundo. En su primer viaje a Japón se ganaría el reconocimiento del público del lugar, incluso hasta ha ganado el premio Benois.

Moira Shearer

Moira Shearer (1926-2006)

 Estudiaría baile en el año 1936 en UK, junto con Flora Fairbairn en Londres. Terminaría debutando como bailarina en el reconocido “Internacional Ballet de Mona inglesby (1941) y finalmente formaría parte del “Teatro Sadler’s Wells” en el 1942.

Ahora que ya conoces los nombres más importantes de las bailarinas, si quieres ser como ellas, empieza a practicar con pruebas de bailarina para principiante y quien sabe si pronto podrás hacerte con un nombre en la historia del ballet.

Teniendo como referencia a estas figuras tan importantes en la historia del ballet, vamos a analizar las posturas que toda virtuosa de este arte siempre debe de tener en mente. Una vez que se dominen, que realmente puedan ser integradas dentro de nuestro ser, entonces podemos empezar a manejar piezas mucho más complejas.

Les dejamos a continuación un vídeo con el top 10 de las mejores bailarinas

¿Cómo convertirte en una bailarina de ballet exitosa?

Si tu sueño es ser una bailarina de ballet o bailarín de ballet seguramente ya sabrás lo mucho que vas a tener que trabajar para cumplir tu objetivo. Si echamos un vistazo a la historia de este tipo de danza, podemos encontrar toda una serie de bailarinas de ballet famosas y sus nombres, con toda una serie de logros que han ido consiguiendo con el paso del tiempo. Esto te puede venir bien a la hora de convertirte en una bailarina primeriza para saber cómo ha ido evolucionando así como diferentes datos de interés que estamos seguros que puede ser importante para tu evolución.

Si tú también quieres hacerte un hueco entre las mejores bailarinas del ballet actual, tan solo sigue leyendo con atención los próximos puntos que te hemos preparado.

Pasos para convertirte en una bailarina famosa 

Evalúa las necesidades de tu cuerpo 

Cualquier mujer o bailarín de ballet que sueña con el mundo del ballet clásico debe de cumplir con una serie de requisitos. Tienen que tener una buena espalda, centro, pies, fortaleza en las piernas, así como ser una persona a la que le guste lo que está haciendo y que tenga una cierta gracia. Las bailarinas de ballet famosas también se caracterizan por tener un peso óptimo.

Aunque si bien es cierto que no hay que cumplir todos estos requisitos para empezar en el mundo del ballet, si te fijas en las bailarinas famosas de ballet actuales, verás que se los toman muy en serio. Si quieres ser como ellas, no te queda otra que trabajar y esforzarte lo máximo posible.

convertirte en una bailarina famosa 

Vestuario 

Contar con un vestuario adecuado no sólo va a ser una buena ayuda, si no que a la hora de tomar clases será obligatorio. Por una parte, te ayudarán a verte profesional, además de darte soporte, mejorar tu movilidad, hacerte que te encuentres más cómoda en el escenario, incluso servirte como punto base para poder desarrollar algunas de las técnicas de las bailarinas de ballet famosas actuales.

En la gran mayoría de las escuelas en las que han actuado las bailarinas más famosas del ballet, lo más habitual es que el uniforme consista en un leotardo, en una falta Georgette (es decir, un tipo de falta que tiene una tela muy delgada), medias y unas zapatillas de ballet ligeras, o zapatillas punta (que normalmente se han diseñado, bien en material cuero o en tela).

Cuando las bailarinas de ballet ya han alcanzado un cierto grado de destreza, será entonces cuando el maestro permitirá que se pongan zapatillas de punta, para lograr un entrenamiento mucho más profesional.

Es importante que no empieces a usar estas zapatillas punta antes de que te lo indique el maestro; avanzar muy rápido no te va a convertir en la mejor bailarina de ballet del mundo, tan solo servirá para dañar tus tobillos, pies y dedos, así como provocar alguna lesión que podría llegar a convertirse en algo muy grave.

 Entrenamiento y más entrenamiento 

Este paso es el más complicado si todavía no tienes un nivel avanzado en el mundo del ballet.

En el momento en el que tengas que elegir una escuela de ballet, debes de asegurarte de que los directores tengan a sus espaldas una larga experiencia, que realmente saben lo que están haciendo. También deberías de analizar si ha salido alguna bailarina de ballet famosa del centro.

Si quieres que tu técnica llegue lo más lejos posible, lo más probable es que te toque contratar a un profesor particular.

El ballet está tan extendido a día de hoy que en prácticamente cualquier ciudad puedes encontrar un centro de estudios en el que impartir clases; inscribirse en una de estas academias puede ser toda una experiencia, pero también podría afectar duramente a tu bolsillo.

 Investigación sobre la danza o el ballet

Para ser la bailarina de ballet más famosa del mundo debes de investigar sobre cómo hacer los movimientos que te van a pedir, pero evitando sufrir una lesión durante el proceso. Cómo ya hemos comentado, una buena manera de hacerlo es evaluando el estilo de bailarinas profesionales de ballet, determinando que es lo que hacen diferente y como lo hacen.

No debes de tener miedo a probar cosas nuevas y a seguir tus ideas; siempre que necesites ayuda, pídela. Pregúntate que puedes hacer para mejorar el ballet, para hacer de tus pasos algo mucho más artístico, más ligero, más cómodo y especial.Algunos expertos coinciden en que entrenar con varios profesores puede ser una buena idea, pero que tan solo se debe de hacer de forma ocasional, quizá en un taller de verano. El hecho de contar con buenas correcciones o con diferentes fuentes de inspiración, pueden ayudarte en tu evolución.

 ¿Refuerzo en casa? 

Pronto te darás cuenta de que necesitas también entrenar en casa, no solo para ser la mejor bailarina de ballet del mundo, si no cómo método de expresión o relajación adecuado para cualquier momento en tu vida.

Como seguro que ya sabes, con el ballet entrenamos todos los músculos de manera específica, por lo que tu profesor te irá recomendado una serie de ejercicios para mejorar la flexibilidad y resistencia. Deberías de hacer deportes como natación, bicicleta o escalada, además de relajarte con disciplinas como el yoga o pilates.

Recuerda que para bailar ballet no solo necesitas estar en buena forma, tanto físicamente como mental, si no que también necesitarás un cierto talento para la interpretación, así como desarrollar tus habilidades artísticas.

Una buena idea y un consejo que te darán todas las bailarinas de ballet españolas, es intentar participar en obras de teatro, dar clases de arte diferentes al ballet, incluso hasta de jardinería. Todo ello te ayudará a desconectar, a no estar siempre pensando en el ballet, lo que contribuirá al proceso de aprendizaje que necesita el cerebro para que se vaya desarrollando tu actividad de forma progresiva.

Control mental 

  • Muchas veces llegaremos a un punto del que no seremos capaces de avanzar: incluso llegaremos a pensar que es nuestro máximo. Debes de pensar en cómo vas a avanzar al siguiente nivel y en los puntos que tienes que trabajar para lograrlo.
  • Si te has bloqueado, un buen recurso son los cursos “intensivos de verano”. Estamos hablando de campamentos de ballet que por lo general son organizados por diferentes compañías reconocidas.
  • Aunque ya tengas un cierto dominio del ballet, estos cursos te pueden ayudar a aprender cosa nuevas, quizá algunas técnicas que te permitan salir de ese bloqueo en el que estás inmersa.
  • Piensa que estás en un periodo de investigación y que cualquier dato puede llegar a marcar la diferencia en tu aprendizaje.

Algunos consejos y advertencias para convertirte en una buena bailarina de ballet

Positivismo

Siempre se positiva; mantén en la mente tus sueños, tus objetivos y cómo los vas a alcanzar. Nunca tires la toalla.

Ropa adecuada

Con la ropa de ballet adecuada conseguirás el movimiento exacto que quieres desarrollar, al mismo tiempo que te da soporte y apoyo.

Cuando termine el día

Tanto como si te va bien cómo si no, recuerda lo mucho que has avanzado y que ya sabes más que ayer.

Atrévete a salir de tu zona de confort

Participa en nuevas experiencias y concursos que te ayudan a evolucionar y mejorar.

Con estas claves y esfuerzo estamos seguros que te convertirás en una gran bailarina.

 Estudio de las 6 posiciones del ballet 

El ballet está basado en 6 posiciones base que servirán para desarrollar un conjunto de posiciones todavía más complicadas. Estos pasos de ballet, aunque si bien es cierto que se pueden practicar en casa, deberían de ser enseñadas en una academia de ballet; de esta manera, el profesor o profesora podrá evaluar nuestro estilo, así como corregir algunos movimientos para lograr que el aprendizaje sea el adecuado.

Las posiciones requieren de un cierto trabajo importante de los músculos y pies, por lo que no debes de preocuparte si tardas un poco en dominarlas; con un poco de esfuerzo y paciencia lograrás los mejores resultados.

posiciones del ballet 

1ªposición 

Para realizar esta posición, la bailarina debe de mantener los pies en una postura con los talones juntos, formando un ángulo de 45º. La postura también es muy importante; la espalda debe de permanecer erguida, al mismo tiempo que la cabeza debe de estar alta y alineada con la espalda. Si no conseguimos dominar esta postura no puedes avanzar con las siguientes.

2ª posición 

Partiendo de que nuestros pies siguen formando esos 45º, abriremos la base del soporte, haciendo que la separación de nuestros talones sea la misma de la anchura de los hombros. La idea es lograr hacer el cambio de posición, pero respetando siempre el mismo ángulo.

 3ª posición 

Manteniéndonos en la posición en la que nos hemos quedado en el punto anterior, ponemos el pie dominante detrás del otro, logrando una perfecta alineación. El punto más importante de la posición viene ahora: moveremos las caderas hacia adelante, pero asegúrate de mantener el equilibro (y ya te decimos que esto no es fácil).

 4ª posición

Hacemos un movimiento con el pie de trabajo, con la destreza de colocar el mismo hacia atrás. En realidad, el movimiento es muy similar al que hemos hecho a la hora de pasar desde la primera posición hasta la segunda.

 5ª posición

Hasta esta posición se considera que hemos acabado lo “fácil” y es que todo se va a empezar a colocar. La bailarina debe de colocar ahora el pie detrás de su pie de trabajo, consiguiendo flexionar el tobillo. Por otra parte, debe de asegurarse de que el talón quede a la misma altura del dedo gordo. La rodilla, por otra parte, debe de estar flexionada de forma ligera, pero mantenerse erguida al mismo tiempo.

No se considerará que la postura es satisfactoria si los hombros no están correctamente alineados.

6ª posición

Finalmente tenemos esta posición caracterizada porque los pies están juntos, formando al mismo tiempo 2 líneas en paralelo.

El objetivo de estas posiciones de ballet es practicarlas hasta conseguir el cambio en las mismas de una forma completamente natural; si no lo consigues es que todavía te queda mucho trabajo por hacer.

Apunta todos estos consejos porque te pueden venir bien en tu evolución si deseas aprender a bailar danza o ballet